viernes, 22 de mayo de 2009

Me quedé sin táctica ni estrategia


DEFENSA DE LA ALEGRÍA

Defender la alegría como una trinchera

defenderla del escándalo y la rutina

de la miseria y los miserables

de las ausencias transitorias y las definitivas

defender la alegría como un principio

defenderla del pasmo y las pesadillas

de los neutrales y de los neutrones

de las dulces infamias y los graves diagnósticos


defender la alegría como una bandera

defenderla del rayo y la melancolía

de los ingenuos y de los canallas

de la retórica y los paros cardiacos

de las endemias y las academias

defender la alegría como un destino

defenderla del fuego y de los bomberos

de los suicidas y los homicidas

de las vacaciones y del agobio

de la obligación de estar alegres


defender la alegría como una certeza

defenderla del óxido y la roña

de la famosa pátina del tiempo

del relente y del oportunismo

de los proxenetas de la risa


defender la alegría como un derecho

defenderla de dios y del invierno

de las mayúsculas y de la muerte

de los apellidos y las lástimas del azar


y también de la alegría

Gracias, tocayo, un poco por todo, desde las chicas conquistadas a tu costa hasta las realidades conocidas y queridas sólo gracias a tus susurros. Puedo decir sin temor a equivocarme que te debo parte de aquello en lo que me he convertido (y me estoy convirtiendo). Extraño hablar con un muerto por Internet, pero hermano, te queda un rato hasta que te mueras y te dejemos en paz; al menos en mi cabeza, seguirás rondando hasta que acabe como tú. Y ay, pobres hijos míos, como me digan papá leénos un cuento... He vuelto, sí, y mejorado (al menos me siento mejorado) pero lo importante es que se ha ido él. Y me molaría mucho escuchar esa canción.


4 comentarios:

  1. pocas pérdidas duelen como esta :(

    ResponderEliminar
  2. Me propuse no leer ningún artículo sobre la muerte de Benedetti, además, con los años parece que te va gustando menos...pero cosas como ésta te recuerdan esa época en la que sí te sabías de memoria Táctica y estrategia...

    Besos

    ResponderEliminar
  3. No te salves me la aprendí después...cierto...si eres fan de Benedetti supongo que habrás visto El lado oscuro del corazón...

    http://www.youtube.com/watch?v=43JkLiPegBA

    "Y te quedas inmóvil al fondo del camino y te salvas...entonces, no te quedes conmigo"

    Un beso, hormiga.

    Por cierto, mi amigo está en Roma.

    ResponderEliminar
  4. Lo suscribo todo, es mi centro del universo: la sonrisa

    ResponderEliminar

..pisadas..